Llegó el momento y decides adentrarte al mundo del emprendimiento, pero antes de iniciar, probablemente te plantees las siguientes interrogantes: ¿Cómo empiezo?, ¿Qué debo de tener para iniciar?, ¿Me asocio con otras personas o creo mi propio negocio?, estas y otras consultas más es frecuente escuchar en emprendedores como tú, sin embargo, todo depende de ciertos factores legales a considerar.
Un factor clave a la hora que decidas iniciar algún proyecto e implique un factor económico y más si se trata de tu patrimonio, asesorarte en cuanto a que figura legal se acopla a tus necesidades es fundamental, ya sea que quieras constituir una sociedad mercantil o simplemente iniciar como comerciante individual, por lo que vamos a analizar algunos elementos indispensables a considerar para ayudarte a decidir en este interesante proceso.

Comerciante Individual: Si deseas que tu negocio este bajo tu dirección y sin acompañamiento, esta figura es la indicada ya que, desde el momento en que decides ser solo tú el que llevará el barco, puedes perfectamente registrarte como un comerciante individual. ¿Por qué razón? El costo de registro es relativamente bajo por lo que el mantenimiento también lo será.
Por ejemplo: Si tu objetivo es vender algún tipo de artículo con un diseño creado por ti y que no requerirá de una gran cantidad de empleados y ni más de un establecimiento comercial, se recomienda esta figura.
Ahora bien, desde el momento en que te inscribes como Comerciante Individual, es importante comentarte que aquí no existe distinción entre tu patrimonio personal y el de tu negocio, es decir, que si adquieres deudas con tu negocio entonces responderás con tu patrimonio. En otras palabras, se considera una sola persona (comerciante-negocio) por lo que no hay una separación entre la propiedad de los activos de tu negocio y tus activos personales.
Pero Abogada ¿Qué pasa si mi negocio crece y ya no quiero ser comerciante individual?, esto suele suceder, pero que no cunda el pánico porque perfectamente puedes cambiar y transformarte a una sociedad mercantil pues a medida que vas creciendo, mayores retos legales vas adquiriendo, por lo que te verás en la necesidad crear una sociedad propiamente.

Sociedad Mercantil: Si tu deseo es empezar un negocio y ya cuentas con un equipo el cual se apoyarán conjuntamente a crecer tanto en ventas, diseño, producción, etc. y además planeas abrir nuevos establecimientos, una sociedad es la figura legal adecuada para ti. Actualmente las más utilizadas son las sociedades de responsabilidad limitada y anónima, en donde ambas se pueden consignar un capital mínimo y variable.

¿Qué beneficio conlleva constituir una sociedad?
Recuerda que al haber dos o más socios, en esta se permite regular las obligaciones y derechos de cada uno, además estableces las necesidades e intereses de quienes la conforman, así como también el futuro de tu negocio.
Importante mencionar que, a diferencia de un comerciante individual, una de las principales ventajas que ofrece una sociedad mercantil es que permite esa separación entre el patrimonio de tu sociedad y los patrimonios personales de los socios o accionistas, es decir, una sociedad es independiente de sus socios o accionistas ya que, se considera una persona jurídica.

Una vez habiendo evaluado tus necesidades y lo que mejor se acopla a tu idea de negocio sea la modalidad que elijas, para iniciar el proceso de constitución recuerda que esta se realiza a través de un instrumento público autorizada por un notario siguiendo lo establecido en la normativa de nuestro Código de Comercio.
Finalmente, una vez que inscribas tu escritura en el Registro Mercantil esto te permite dar continuidad a los demás trámites para formalizar tu negocio, como ser: obtención del Registro Tributario Nacional (RTN), Licencia de Operaciones, documentos fiscales, entre otros.
Y recuerda, es una decisión que debes tomar sabiamente, comunícate con los que deseas asociarte previo a iniciar cualquier trámite legal o bien evalúa si de manera individual es lo que te permitirá crecer. No olvides que, si deseas lo mejor para tu negocio, lo ideal es asesorarte en cada etapa junto con expertos que te apoyen en el proceso.

Por: Abogada Astrid Mejía Mendoza

Grupo Legalsa de Honduras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *